PEIR - Program for Scaling-Up Rural Innovations

PEIR - Program for Scaling-Up Rural Innovations

La experiencia del Programa para el Escalamiento de Innovaciones Rurales (PEIR), una iniciativa conjunta del International Development Research Centre (IDRC, Canadá) y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), busca entender cómo es posible desde la cooperación internacional contribuir a escalar innovaciones rurales para lograr un impacto mayor en la vida de las comunidades rurales. 

El PEIR parte de la idea de que el ingenio y el emprendedurismo local permiten innovaciones locales, que funcionan y resuelven problemas reales. Estas innovaciones son soluciones creativas a problemas prácticos. Resultan de la combinación de diversos tipos de conocimiento (ciencia y tecnología, conocimiento práctico y conocimiento tradicional, etc.), con recursos y activos locales.

En este contexto el programa se propuso mejorar el conocimiento sobre los procesos de innovación y escalamiento. Este empeño se concretó en una serie de proyectos específicos con otras organizaciones de desarrollo, gobiernos locales, cooperativas y empresas rurales interesadas en escalar innovaciones, que permitieron identificar potenciales socios en el ámbito de la cooperación internacional y en el mundo académico. Además se promovió un conjunto de investigaciones para profundizar temáticas específicas, transversales a los intereses del Programa.

Entre estos proyectos se destacan, en relación a la Plataforma Diversidad Biocultural y Territorios, la iniciativa “Valorizando y Articulando Territorios con Identidad Cultural y Biodiversidad Natural en Bolivia y Perú” implementado por el Programa DTR-IC del Rimisp, y el proyecto de investigación "Las Rutas de Aprendizaje como instrumento de difusión y escalamiento de Innovaciones" realizado por el PROCASUR.

A pesar de existir limitaciones y barreras, las innovaciones locales rurales en Latinoamérica pueden alcanzar escalas mayores. La experiencia del PEIR muestra que ello no solo es posible, sino que es altamente pertinente en estos tiempos en que las localidades rurales necesitan urgentemente transformar sus economías primarias en esquemas económicos más sofisticados, que agreguen valor a los recursos locales y que se conecten efectivamente con los grandes mercados globales. Esto puede lograrse si las localidades activan procesos de innovación auténticos y sostenibles; y, sobre este último aspecto, las innovaciones locales pueden jugar un rol fundamental.

El PEIR, junto con sus socios, ha participado en el escalamiento de una gran cantidad y diversidad de innovaciones rurales. Algunas de ellas han logrado, en un tiempo muy corto, incidir en las políticas públicas nacionales. Algunas se han diseminado masivamente, serán ejecutadas y beneficiarán a un número importante de familias rurales. Otras han desencadenado nuevos procesos de innovación, y han inspirado el desarrollo de nuevas innovaciones en distintos ámbitos y espacios de la región. Considerando la inversión realizada y el tiempo de ejecución del programa, este no es un logro menor.

A continuación se presentan algunas recomendaciones puntuales que pueden orientar a practicantes del desarrollo y donantes interesados en llevar adelante procesos de escalamiento de innovaciones rurales locales:

  1. Cuando se pretende llevar a una escala mayor un proyecto de desarrollo que fue exitoso en el ámbito local/piloto, es necesario identificar la innovación concreta que se quiere escalar y entender qué tipo de innovación representa. A partir de ello, se debe buscar la mejor forma de hacerlo.

  2. Encontrar procesos de innovación prometedores que están en marcha no pretender iniciar algo a partir de una «innovación puntual» sin actores y desvinculada del proceso original. En este sentido, es vital conocer y entender el contexto en que dicha innovación se está ejecutando y, más importante aún, conocer los cambios que se están produciendo y cómo los mismos pautan la construcción de nuevos escenarios para escalar.

  3. Junto con los actores de este proceso, es importante definir las posibles metas de escalamiento en el corto, mediano y largo plazo. Igualmente, es necesario identificar las limitaciones internas y externas de los procesos, por medio de las reflexiones de los actores y no de un consultor externo. La esencia del escalamiento es que sean los propios actores los que protagonicen el proceso y lo definan en función de sus necesidades e intereses. Aparentemente en este punto, el apoyo debe consistir en brindar lecturas inteligentes, informadas y prospectivas de la realidad para definir estrategias de escalamiento para una determinada innovación.

  4. Se debe buscar flexibilidad y compromiso en el mediano plazo. La diversidad de los procesos de innovación es enorme y las particularidades que forman parte de cada uno también. Para apoyarlos, se necesita ser flexibles —en temas, formas de gasto, tiempos, etcétera—, entender que estos procesos no son de corto plazo y están afectados muchas veces por variables imprevistas, tanto internas como externas al proceso.

  5. Se debe participar en el proceso, pero no apoderarse de este: los buenos procesos de innovación seguirán escalando con o sin ayuda. Si se quiere formar parte de alguno, se debe ser claro y explícito acerca de hasta qué punto se participará y por cuánto tiempo. Más que planificación y análisis, lo importante estener la capacidad de «subirse a procesos en marcha».

Se debe tener tolerancia ante la falla. No todos los procesos de escalamiento serán exitosos: algunos se extinguirán. Sin embargo esto no es un error atribuible al apoyo o proyecto; es una realidad en los procesos sociales complejos. 

Álvaro Paz, Coordinador del PEIR

Other documents on scaling-up rural innovations

PEIR - Program for Scaling Up Rural Innovations Policy Briefs

PEIR - Program for Scaling-Up Rural Innovation Final Reports