Andean Community MDRT Project Bolivia, Colombia, Ecuador, Peru

Andean Community MDRT Project Bolivia, Colombia, Ecuador, Peru

MDRT

La  Comunidad  Andina  de  Naciones  (CAN) ejecutó el Proyecto  Modelos  de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial (MDRT), en cuatro territorios de los cuatros países andinos: Noroeste del Departamento de Potosí-­Bolivia; Sur del Departamento de Tolima-­Colombia; Sureste de la Provincia Azuay-­Ecuador; Sureste del Departamento de Puno-­Perú. En este marco, la CAN trabajó con el Programa DTR-IC del Rimisp-Centro Latinoamericano   para  el  Desarrollo  Rural  que realizó  una  asietencia técnica (AT)  para  la  formulación  e  incorporación  de propuestas orientadas a la valorización de la dimensión cultural, en los modelos MDRT.

El enfoque  del Proyecto MDRT de la CAN ha sido el Desarrollo  Territorial  Rural  (DTR)  concebido  como  un  proceso  de  transformación productiva  e institucional,  cuyo  fin  es  reducir  la  pobreza  rural.  Según el Programa DTR-IC uno de  los  elementos  constitutivos del  DTR  es  la  Identidad Cultural (IC), que puede convertirse, en determinados contextos, en un factor sustantivo para la generación de oportunidades para los pobres y excluidos.

En este marco el Equipo del Programa DTR-IC utilizó una versión simplificada de la  “Ruta Crítica Metodológica  para la Facilitación  de Estrategias de Desarrollo Territorial Rural con Identidad Cultural y Biodiversidad” (RCM), herramienta desarrollada por el Programa DTR-IC del Rimisp, que incluye: (i) revisión y análisis de información secundaria; (ii) realización de Talleres multi-­actorales; (iii) ejecución de Giras Vivenciales; (iv) trabajo en Gabinete; (v) ejecución de un Laboratorio Territorial; (vi) y difusión de los procesos y resultados.

Como resultado de la asesoría, se contó con una Estrategia articuladora de DTR-­IC y una Agenda Operativa consensuada, para cada territorio; habiéndose contribuido, además, a la movilización y desarrollo de capacidades de los actores relevantes de los territorios, la difusión del proceso y productos de la asesoría; además se contó con una experiencia basada en la lógica del Proyecto MDRT de la CAN, con la posibilidad de su escalonamiento en otros territorios.

Los cuatro territorios cuentan con un rico y diverso patrimonio cultural y natural, con una mayor concentración  en los territorios  de  Bolivia  y  Colombia  (por  su  dimensión).  En  todos  los  casos  se  están  desarrollando  iniciativas  de valorización de escala reducida, poco articuladas y con un escaso nivel de innovación.

Lipez

En Los Lípez-Potosí, el trabajo se enfocó en el análisis de dos iniciativas de valorización de los activos naturales y culturales: la primera vinculada al turismo de aventura y la segunda a la exportación de la quinua real. Ambas han logrado un importante nivel de articulación con el mercado. El caso del turismo tiene una connotación parcialmente conflictiva, debido a la falta de coordinación de los actores territoriales (públicos y privados), a su crecimiento poco planificado, que genera insuficientes e inadecuadas inversiones, y a actividades que pueden deteriorar el territorio.

En el caso de la quinua, debido a que la producción se incrementó de manera desequilibrada, no se valorizan sus atributos culturales, ni se utiliza la Denominación de Origen de la cual goza el producto. Estas iniciativas en la mayor parte de los casos son el resultado del esfuerzo de los actores privados locales (comunales y/o familiares) y recientemente  cuentan con el apoyo del sector público, principalmente  a través de la MAMGTL (Mancomunidad Municipal Gran Tierra de Los Lipez).

La Estrategia articuladora resultado de la AT del Programa DTR-IC se basa en la búsqueda de la sostenibilidad, la calidad y la articulación de las iniciativas. 

Grupo de la gira vivencial

En Tolima-Colombia, al igual que Los Lípez, se encontró un importante acervo de activos naturales  y culturales, con una gran potencialidad. Sin embargo, la inseguridad proveniente de la permanente amenaza de conflicto armado limita fuertemente, al menos en el corto plazo, las posibilidades de desarrollar una estrategia de valorización de activos en torno a una  “canasta”  de bienes  y servicios orientada a atraer visitantes al territorio. Por este motivo, la Estrategia articuladora para el corto plazo se enfoca en iniciativas  para hacer conocer fuera del territorio algunos productos con atributos importantes de IC tales como Cafés especiales, cacao, Quesillo, Chicha, Achiras, Lechona, Panela y Artesanías de  la  Cultura  Pijao, susceptibles  de obtener la certificación tanto por Denominaciones  de Origen (DO) como por Marcas Colectivas.

Nabón

En Nabón-Ecuador, por las características del territorio, se encontró un contexto en el cual juegan  un  rol  preponderante: (i) el acceso y control de los activos naturales, como por ejemplo el agua como derecho humano y la reforestación con enfoque comunitario; (ii) la importancia  de los activos financieros  movilizados  bajo forma de finanzas populares  y solidarias; (iii) y sobre todo la probada  gobernanza  local  pública  y  asociativa  solidaria.  En  este  marco,  los actores territoriales  han logrado insertar procesos de inclusión  política, social y económica de sectores  indígenas,  y han avanzado  en la apertura  a  la  participación  y  al  ejercicio  de  los  derechos  de la  ciudadanía  que  se  expresa  por  ejemplo  en  los presupuestos participativos y en la rendición de cuentas.

La Estrategia articuladora plantea, en ese sentido, una transición  hacia  un  manejo  agroecológico  de  los  sistemas  productivos  con  productos  típicos  locales  como  las plantas aromáticas, las fresas, hortalizas y frutales andinos, cítricos, etc. alrededor de “Nabón Limpio”, programa basado en el uso mínimo de pesticidas y el uso de productos de sello verde, que se combina con un enfoque más amplio que está siendo impulsado por el mismo gobierno local alrededor del lema “Nabón y su gente”.

En ese objetivo de manejo agroecológico de los sitemas productivos se inserta la valorización  de  los activos  culturales  territoriales:

- La identidad  expresada  en el tipo de gobernanza; 

- La calidad de productos locales típicos como las artesanías en tallo de trigo;

- La puesta en valor del patrimonio histórico tangible, como las refacciones impulsadas en la arquitectura patrimonial del centro de la ciudad, o el proyecto de crear el museo de la cultura;

- La puesta en valor de las  formas  culturales  intangibles  como  los  festivales  de danzas  autóctonas  y folklóricas. 

El territorio es un ejemplo de cómo la buena Gobernanza local puede contribuir a superar las limitaciones existentes.

Juli y Pomata-Perú, a pesar de la riqueza de su patrimonio cultural, natural y sus potencialidades, y su posición  estratégica  en  los  corredores económicos  y  turísticos  más  importantes  de  Perú,  presentan dinámicas  territoriales  que se  concentran  sobre  todo  en  el comercio  informal,  en  actividades   agropecuarias  que  sufren  de  una  falta  de  organización  y planificación para convertirse en pilares de un DTR sostenible. 

Considerando las dimensiones  del territorio y la riqueza de los activos naturales y culturales que posee (Lago Titicaca, Camino Andino, Misiones Jesuíticas, arte de escuela  europea,  tejidos de alpaca,  quinua  blanca),  tiene  claramente  una  vocación  turística,  pero  su viabilidad requiere de un sistema de vías de acceso a los activos y el desarrollo de la vocación turística de la población local.

La estrategia articuladora DTR-IC plantea:

1. El establecimiento de sinergias y de una coalición/plataforma DTR-IC que involucre todos los actores territoriales (públicos y privados) y que se construya y opere alrededor del Comité de  Desarrollo  Territorial,  impulsado  por  el  Proyecto  MDRT;

2. La  planificación  y  el  impulso  público-privado  al desarrollo  de  un  "sistema  turístico  del  territorio"  que  permita  valorizar  su  identidad  cultural, integrándose  a  los  circuitos turísticos   provinciales,   regionales   e  internacionales   (Corredor   Aymara,   Camino Andino); 

3. La creación de una canasta de bienes y servicios con IC para la comercialización  fuera del territorio e in-situ,  vinculada  a los  servicios  turísticos  territoriales, basada  sobre  todo  en  la Quinua  Blanca  de  Juli,  de  otros cultivos alto andinos (como la cañahua,  Kiwicha,  etc.) y sus derivados,  y en la fibra y la carne de alpaca para los tejidos artesanales y la gastronomía típica;

4. La conexión y la participación en una Red Territorial a nivel nacional e internacional, como por ejemplo la Red de Territorios Rurales impulsada por la CAN.

El  Proyecto  MDRT  ha  contribuido  en  los  territorios  a:

- Incorporar  en  la  agenda  de  los  actores  locales  la importancia y la posibilidad de impulsar el DTR-IC bajo un enfoque innovador;

- La generación de una dinámica y movilización importante en torno al DTR-IC;

- La capacitación  de actores clave, de los territorios;

- El intercambio de información y conocimientos, relacionados con  el DTR-IC.

En el evento de cierre de la AT, que se llevó a cabo en Bolivia, bajo la metodología del Programa DTR-IC "Laboratorio Territorial de Los Lípez" el 23-24-25 de junio 2011, surgieron importantes  demandas  en  torno  a: (i) la  necesidad  de  avanzar  en  la  valorización  de  la  riqueza  cultural  y  la biodiversidad en los territorios; (ii) la necesidad de generar una mancomunidad de acciones conjuntas que integren a los cuatro países; (iv) la continuidad y sostenibilidad de la iniciativa; (v) el fortalecimiento  de la Red Territorial de Cooperación e inter-aprendizaje de la CAN; (vi) la generación de nuevos emprendimientos que permitan dar continuidad a las actividades realizadas. Estas demandas fueron integradas en una Carta de Intenciones que fué consensuada, redactada y firmada por los actores territoriales de los cuatro Países y por las autoridades de Gobierno Nacional de Bolivia presentes en el Laboratorio Territorial. 


To see more images MDRT Project

Documents Andean Community - MDRT Project